Se necesita plugin de Adobe Flash Player!
     

Aire acondicionado para autos

El aire acondicionado para autos es seguramente una de las mejoras más importantes en cuanto a confort que se hayan hecho desde la creación del primer automóvil. Los primeros autos no eran cómodos, en gran parte por sus neumáticos y por los interiores.

En invierno nada evitaba el frío y en verano era aún peor, ya que hay pocas cosas más calurosas que el interior de un vehículo en un día a pleno sol. Agregar aberturas en el piso sólo sumo suciedad, ya que esos autos tampoco viajaban a una velocidad importante, lo que hacía que la brisa fuera mínima. En 1884 se creó el primer sistema similar al actual, con cubos de hielo en contenedores y una ventilación, más tarde el sistema Wheater Eye, que aún se utiliza, que consistía en bajar la temperatura del aire al pasarlo por agua. Recién en 1939 el Packard fue el primer auto con el sistema actual: una espiral enfriadora con un evaporador a lo largo de toda la cabina, controlado con un ventilador. Esta opción de automotores se expandió en Estados Unidos cuando mucha gente empezó a mudarse al oeste, donde hacía más calor, y tener aire acondicionado era una necesidad más que un lujo, y los vendedores encantados porque eran más costosos los autos.

aire-acondicionado-para-autosHoy en día, todos los modelos modernos tienen esta modalidad incorporada. Un aire acondicionado para autos puede variar entre tres sistemas distintos, pero el diseño y el funcionamiento son similares. Siempre los componentes básicos son cuatro: compresor, condensador, evaporador y el depósito.

El compresor es el “corazón” del mecanismo, ya que comprime el gas refrigerante (utilizando potencia del motor) y lo hace circular entre el evaporador y el condensador, variando la presión (al comprimirlo). En el condensador es donde se elimina el calor y tiene una función similar al radiador: debe tener un flujo de aire importante siempre que esté en funcionamiento, ya que aquí es donde se enfría el gas caliente enviado por el compresor y, mientras se enfría, el gas se condensa para convertirse en líquido con una presión bastante alta. El evaporador es una parte muy importante de un aire acondicionado para auto porque es el elemento del sistema que absorbe el calor (el aire caliente) mediante unas aletas de aluminio, donde se condensa también el exceso de humedad (se convierte en agua y luego es drenada hacia el exterior).

Funcionamiento del aire acondicionado para autos

aire-acondicionado-para-autos-equiposEl refrigerante entra por el evaporador en forma de líquido, a baja presión, y el aire caliente que fue absorbido hace que el refrigerante se evapore. Vale aclarar que en este sistema de aire acondicionado para autos, mediante el proceso de evaporización, el refrigerante absorbe calor y es llevado fuera del vehículo. El depósito (o secador) se utiliza en la parte de presión alta, donde se utiliza una válvula de expansión térmica. Su función es de vital relevancia ya que separa el gas y el líquido para evitar que a la válvula ingrese otra cosa que no sea el refrigerante, además de eliminar la humedad. En un primer momento para estos tipos de aire acondicionado para autos utilizaba como líquido refrigerante uno llamado clorofluorocarbono-12, conocido como Freón, pero como dañaba la capa de ozono, en 1995 se dejó de fabricar. Actualmente se usa R-134, el único refrigerante alternativo aceptado, por lo que en todos los autos fabricados del ’95 para acá, podemos encontrar ese fluido. Este debe ser siempre un líquido con un punto de ebullición bajo, dado el momento en que debe evaporarse. Por ello mismo es que la presión en el evaporador debe ser también baja para se evapore el refrigerante y de esta forma remueva el calor del interior del auto.

Algunos de los problemas más frecuentes en un sistema de aire acondicionado para autos son la disminución del refrigerante y, debido a que en invierno no se utiliza, algunos sellos quizás se sequen, lo que provoca que se deteriore el sistema. También la concentración de bacterias y hongos, en especial en autos que no se utilicen muy seguido. Otro problema posible es que el tubo de drenaje de agua se bloquee, lo que hace que la condensación se mantenga dentro del evaporador del auto.

El síntoma de todos estos problemas suelen ser dos: que el sistema deje de enfriar correctamente, o bien que produzca algún ruido extraño. En cualquier caso hay que hacerlo revisar inmediatamente, ya que el aire acondicionado para autos toma potencia del motor, por lo que podría afectar el resto del auto si está fallando. Vale la pena mencionar que los únicos capacitados para recargar el líquido refrigerante, así como una limpieza del sistema, la cual se recomienda hacer una vez al año o cada 20 mil kilómetros; recordemos que todos los servicios técnicos que se requieran para el aire acondicionado para autos, deben ser hechos por una empresa profesional.

 

Todas las marcas, productos y logos pertenecen a sus respectivos propietarios | Email de ventas