Se necesita plugin de Adobe Flash Player!
     

Carga de refrigeracion

La carga de refrigeracion es un proceso que se suele llevar a cabo cuando el equipo comienza perder si capacidad para enfriar. Muchas veces los usuarios pueden llegar a notar que el equipo ya no enfría como antes y que lo que enfría no alcanza para proporcionarles el confort necesario a quienes habitan dentro del ambiente.

Generalmente cuando llega el momento de realizar una nueva carga de refrigeracion es porque el equipo ya tuvo demasiado uso y los niveles el líquido o gas refrigerante ya no son los mismo de antes. El líquido refrigerante es un líquido con muchas propiedades y que tiene la habilidad de transformarse de líquido en gaseoso y viceversa. Al comienzo del circuito de refrigeración el líquido de refrigeración se encuentra en estado líquido. En este estado pasa por el evaporador donde se evapora pudiendo así atrapar el calor del ambiente y comenzar a llevar hacia el exterior.

Cuando el vapor llega al condensador aquí el calor se condensa al igual que el líquido de refrigeración, el cual vuelve a su estado original y al principio del circuito. El calor que se condensa se hace agua que es transportada hacia fuera del equipo por las mangueras y que se recoge en el exterior. Cuando los niveles del líquido refrigerante bajan, ya sea porque ha pasado mucho tiempo de la carga inicial o porque hay pérdidas en el circuito la efectividad en el enfriamiento se reduce y es momento de hacer una nueva carga de refrigeracion. La carga de refrigeracion consiste en lo siguiente.

carga-refrigeracionPrimeramente debemos revisar el equipo para garantizar que este se encuentre en correcto funcionamiento y que no se encuentre dañado ni atascado. El equipo ha debido recibir un buen mantenimiento, sino, de otra manera, cuando hagamos las mediciones correspondientes a la presión y la temperatura no habrá una regulación coherente y no podremos saber en qué condiciones nos encontramos para hacer la carga de refrigeracion. Si hemos podido tomar todas las medidas necesarias y el equipo se encuentra en condiciones iniciaremos entonces el proceso. Primero deberemos conectar las mangueras. Habrá dos mangueras generalmente, en general una azul y una amarilla. Deberemos también conectar la azul al obus de carga del equipo. La amarilla deberá ser conectada a la botella del refrigerante con todas las válvulas del puente cerradas. Si ha habido una gran fuga en el equipo y este ha perdido gran parte de su refrigerante será conveniente vaciar el circuito antes de proseguir con la carga, para realizarla de la manera más segura y profesional posible. Para evitar que el aire entre en las mangueras en el circuito debemos proceder a purgarlas.

¿Cómo saber cuando hay que colocar una nueva carga de refrigeracion?

carga-refrigeracion-tiposPara poder realizar este paso tan importante en la carga de refrigeracion deberemos abrir la botella de gas refrigerante y dejar escapar un gas desde la unión de la manguera con el puente. Con la manguera azul debemos proceder de la misma manera. De esta manera comprobaremos que las mangueras estén bien apretadas para iniciar la carga de refrigeracion de manera segura. Para estar seguros de la carga por fase líquida podemos luego dar vuelta la botella. De esta manera debemos poner el funcionamiento el equipo en frío. En este caso estamos suponiendo que la carga se lleva a cabo con las condiciones típicas del verano. En el caso de realizar la carga de refrigeracion en invierno se procede de una manera diferente. Aunque parezca un detalle el momento del año donde se lleva a cabo la carga tiene una importancia bastante grande en la forma en la que se lleva a cabo el procedimiento.

Ahora debemos medir en la condensadora la temperatura de la tubería de gas y observar que la temperatura que marca el termómetro sea superior a la temperatura de roció marcada para ese gas en el manómetro. Ahora debemos ir abriendo poco a poco la válvula azul del puente y comprobando que entre líquido.

De esta manera dejaremos que entre refrigerante por 4 o 5 segundos y cerraremos. Luego de un par de minutos cuando el gas se difunde bien debemos tomar devuelta la temperatura.

Acá deberemos comprobar que la temperatura del manómetro ha subido y la del termómetro bajado. Luego repetiremos la carga con paciencia y mucho cuidado hasta lograr que la temperatura del termómetro se mantenga entre 4 y 7 grados por encima de la que nos marca el manómetro. Este es el momento donde se logra una carga de refrigeracion óptima independientemente de las condiciones del equipo. En invierno, cuando el equipo realiza la función de calefacción en vez de la de refrigeración se deben realizar algunas modificaciones. Debemos sustituir la manguera azul por la roja y utilizar un manómetro de alta presión debido a que la temperatura se mide en la tubería del líquido (mientras que en verano se mide en el obus de carga). Aquí la temperatura del termómetro deberá estar por debajo de la del manómetro. Para gases R-22 O R-410 la diferencia de temperatura debe estar entre 5 y 8 grados y en el caso de utilizar el gas R-407C la diferencia de temperatura deberá ser de entre 10 y 13 grados.

 

Todas las marcas, productos y logos pertenecen a sus respectivos propietarios | Email de ventas